Únete a mis redes


Distribución de la población por edad y sexo

De

Se recomienda leer también:
* Censo de Juan José Mora 2001
* Categoría Población

Para los efectos de analizar la población moronense por edad y sexo fue necesario recurrir a la base de datos proporcionados por APRESUR S.R.L., avalados por una comprobada solvencia profesional, cuyos cálculos y estimaciones propias, son las más actualizadas para el momento de redactar el presente trabajo.

Dichas estimaciones para el año 1987 permi­ten puntualizar las siguientes características de la población local:

  • Más de la mitad de la población (el 59,40%) está formada por personas jóvenes no mayores de 24 años. Y un fuerte volumen de estos jóvenes (entre los 5 y 19 años) están en edad escolar.
  • Existe una baja cantidad de ancianos, mayores de 60 años, que alcanzan un porcentaje de 4,51% de la población total.
  • La población se distribuye casi equitativamente entre los dos sexos. La proporción entre hombres y mujeres es de un 51,0% por un 49,0% respecti­vamente. En cifras absolutas existen 24.576 hombres y 23.612 mujeres, lo que nos da una diferen­cia a favor de la masculinidad de 964 habitantes. El índice de masculinidad está en 104%.
  • La OCEI en los resultados preliminares del censo de 1990, indica que la población moronense se distribuye entre los sexos de la siguiente manera: 23.967 varones y 23.130 hembras, con una dife­rencia de 837 a favor de los varones. El índice de masculinidad se redujo a 103,6%.

También hay que resaltar que cuando estu­diábamos el crecimiento de la población moronense existía una fuerte incidencia de la alta natalidad que se debía, entre otras causas, a la alta tasa de fecun­didad basada en la gran cantidad de mujeres en posibilidades procreativas o reproductivas que se calcula en un 30,85% (14.867 mujeres).

Libromoron-18.jpg

Distribución de la Población por Grupo de Edad y Sexo.

Año: 1987

Libromoron-19.jpg

POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA

En el mismo cuadro anterior, que clasifica la población por edad y sexo, se puede observar tam­bién que más de la mitad de la población del munici­pio (60,23%) es población económicamente activa, es decir, aquel grupo de gente que por su edad, com­prendida entre los 15 y los 65 años, está en posibili­dad de ejercer una actividad productiva.

Libromoron-20.jpg

Esto tiene un valor potencial debido a que el municipio dispone de un gran número de personas propensas a la incorporación al proceso económico. Sin embargo, debemos señalar que la población eco­nómicamente activa se subdivide en población activa y población inactiva. Se diferencian entre sí, está en que la primera comprende a los sujetos ocupados o desocupados que están en el mercado del trabajo, en tanto que en la segunda, las personas están ausentes de las labores productivas por estar dedicadas a otros oficios (por ejemplo los estudios, etc.). o por estar incapacitados física o mentalmente.

Libromoron-21.jpg

La población inactiva supera 55% a 45% a la población activa en el ámbito del municipio Mora. Una de las razones que justifican este hecho puede ser la alta cifra de la población estudiantil.

En cuanto a la población activa, para el año de 1987 está en el orden de los 12.576, de los cuales 11.017 están ocupados y 1.559 están desocupados. Porcentualmente la relación es de 87,60% a 12,40% respectivamente, esto nos indica que existe una tasa de desempleo relativamente alta (12,40%).

Por ser Morón una zona eminentemente industrial, lógicamente este sector II concentra la ma­yor capacidad empleadora, abarcando un poco menos de la mitad de la población activa ocupada, en otras palabras, el 45,50% de la fuerza laboral em­pleada trabaja en las empresas de la zona, un 33,40% lo hace en el sector terciario, desempeñán­dose en actividades comerciales y de servicios, y un grupo minoritario de la población activa se ocupa en labores agrícolas, forestales y mineras (el 4,60%). Existe otro renglón de "no declarados" en las cifras de la OCEI y de APRESUR S.R.L. que resulta bastante elevado (16,50%) y que podría incidir en algunos de los sectores, pero no de manera determinante.

Libromoron-22.jpg

Es notable en el gráfico anterior la poca signi­ficación del sector primario en la economía del área, no obstante, la presencia de extensiones de tierras de vocación agrícola y pecuaria situadas, en su mayoría al oeste de la ciudad, en territorios de Alpargatón y Urama. El Ministerio del Ambiente y ios Recursos Na­turales Renovables señala en su estudio "Capacidad Agrológica de las tierra del Estado Carabobo", de 1977, que existe una cobertura de tierras cultivables de 1.800 hectáreas en donde se podría desarrollar una próspera agricultura intensiva y/o una ganadería para la producción lechera o de carne. Esto permitiría la diversificación de la economía en la zona, una ma­yor absorción de empleos de alimentos del ramo a precios más accesibles para la población.

En el presente se realiza una actividad agrí­cola marginal y una ganadería de engorde. La pri­mera es de carácter extensiva a través del huerto familiar o del tradicional "conuco" trabajados por los mismos miembros de la familia o en el mejor de los casos con jornaleros, por lo que la capacidad de ocupación de esta actividad es muy mínima y la pro­ducción se destina fundamentalmente al consumo directo y a pequeñas ventas al detal. La ganadería se practica en varios fundos agropecuarios con un ma­yor nivel técnico y la producción está dirigida a satis­facer mercados fuera de la jurisdicción local.

El municipio cuenta con una longitud de 14 km. de costa, en ellas no se da una actividad pes­quera (sector I) relevante con miras a la comerciali­zación o al auto abastecimiento, sino que se produce una pesca de subsistencia con parámetros muy re­ducidos.

El impedimento a un auge mayor de la pesca en esta franja costera lo constituye la carencia de una infraestructura pesquera y la escasez a poca distan­cia de las especies marinas, causada por la presen­cia de petróleo, aceite, gasolina y otros productos químicos derramados en el mar por las empresas Corpoven, Planta Centro, Pequiven y Venepal. Tam­bién contribuye a esta contaminación el río Morón que conduce hacia la playa, sin ningún tratamiento sanita­rio, las aguas servidas de la ciudad de Morón. A esto le agregamos la insuficiencia de los cursos de agua dulce que portan material alimenticio para los peces.

La actividad turística (sector III) se efectúa de manera silvestre o espontáneamente, ya que no existe una acción coordinada que permita obtener del turismo las divisas y una estable fuente de trabajo, por la ausencia de instalaciones de servicios y el no acondicionamiento de la playa. Es normal observar la gran afluencia, en días de asueto, de propios y visi­tantes en búsqueda de esparcimiento, lo cual de­muestra el desarrollo potencial de estas playas si se descontaminaran y se creara la infraestructura turístico-recreacional requerida, incluido el acondicionamiento necesario para garantizar la seguridad de los bañistas.

Hay que hacer notar que de la extensión de playas del municipio, la mayor parte de ellas están restringidas en su uso o privatizada al servicio de las empresa del área, ocasionándose que la mayoría de la población local no tiene acceso a las mejores y más atractivas playas del lugar.

NIVEL DE INGRESOS

En general, la población activa ocupada re­cibe una baja remuneración. Observamos el siguiente cuadro:

DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN ACTIVA OCUPADA POR INGRESO MENSUAL 1987*

Libromoron-23.jpg

Para el año de 1987 estaba en vigencia el decreto gubernamental que establece el salario mí­nimo en un poco más de 4.000 bolívares, lo que hace claramente visible el cuadro es que el 75% (las tres cuartas partes) de la población percibe un ingreso por debajo de la cifra señalada provocando un bajo nivel de vida en el área.

En la zona existe un alto índice de marginalidad compuesto por la población que no tiene acceso al trabajo y una población activa ocupada con un escaso poder adquisitivo no suficiente para lograr satisfacer sus necesidades básicas. Por otro lado, tenemos un porcentaje muy ínfimo (2,69) con ingresos.

superiores a los 9.000 Bs. esta contraposición refleja una desigual distribución de la riqueza en detrimento de las condiciones sociales de las mayorías.

La población activa ocupada de la localidad está integrada en su gran mayoría por trabajadores medios y mano de obra no calificada (obreros gene­rales) que por la naturaleza de sus funciones aca­rrean bajos niveles de ingresos, mientras que el per­sonal que ejecuta tareas mejor remuneradas (gerente, ejecutivos, profesionales, etc.) residen en ciudades vecinas: Puerto Cabello, Valencia, San Felipe, etc.

La no residencia en la zona de estos trabaja­dores mejor remunerados radica en que Morón no les proporciona una infraestructura urbana y de servicios cónsona con su status económico. En efecto, la esca­sez de viviendas adecuadas, la deficiencia de los servicios públicos, en donde apenas un bajo porcen­taje de la población asentada disfruta de los servicios más elementales.

Fuente de este artículo

Libro Morón

Este es un capítulo del Libro Morón del Cronista Alexis Coello

Este Artículo es Propiedad intelectual de Alexis Coello


Recuerda visitar Alexiscoello.com.ve

Allí encontrarás todas las columnas del Prof. Alexis Coello e información adicional.