Únete a mis redes


03- Borburata II

De

Capítulo anterior: 02- Borburata I Capítulo siguiente: 04- Borburata III
Tomado del Libro Tambores de San Juan en Puerto Cabello, Estampas Históricas 1991 propiedad intelectual de Miguel Elías Dao.


En el Capítulo VI de su interesante obra Historia de la Conquista y Población de la Provincia de Venezuela, José de Oviedo y Baños dice lo siguiente sobre la Fundación de BORBURATA:

"Después que Alonso Pérez salió del Tocuyo al descubrimiento de las Sierras Nevadas, deseando El Gobernador Tolosa haber celebrado su Gobierno con nuevas poblaciones y conquistas y animado con la esperanza de descubrir algunas Minas de Oro, de que se habían hallado muestras en las Entradas que diferentes veces se habían hecho por el Puerto de la Borburata, dio orden a su Teniente General Juan de Villegas, para que llevando ochenta hombres a su satisfacción, atravesado el Valle de Barquisimeto, fuese costeando la serranía hacia el Oriente, hasta salir a la provincia, y laguna de Tacarigua en cuya jurisdicción poblase una ciudad en la parte que le pareciese más conveniente, para que sirviese de sujeción a la comarca; y en su cumplimiento hechas las prevenciones necesarias, salió Juan de Villegas del Tocuyo por Septiembre del mismo año de cuarenta y siete, llevando en su compañía a Luis Narvaez, Pedro Alva-rez, veedor de la Real Hacienda, Pablo Suárez, Alguacil mayor del Campo, Juan Domínguez, Gonzalo de los Ríos, Sancho Briceño, Hernando del Río, Juan Jiménez, Cristóbal López, Esteban Martínez, Juan de Zamora, Miguel Muñoz, Pedro González, Antonio Sarmiento, Juan Sánchez Choque, Luis González de Rivera, Bartolomé Núñez, Juan Sánchez Moreno, Pedro de Gámez, Alvaro Vaez, Juan de Escalante, Diego de Escorcha, Antonio Cortés, Pedro Suárez, Alonso Vela León, Rodrigo Castaño, Juan Díaz Marillan, Jorge Turpi, Vicente Díaz, Francisco de San Juan y otros, hasta el número de ochenta, con los cuales faldeando la serranía por la orilla de los Llanos, siempre al este, llegó a reconocer las riveras de la gran laguna de Tacari-gua, hermoso lago, que un ameno Valle, a sesenta leguas del Tocuyo, y a veinte de Caracas, retirado siete del mar la tierra adentro, ocupa catorce de longitud de Este a Oeste, y seis de latitud de Norte a Sur, tan profundo, que a corta distancia de sus orillas no hay sonda que le descubra el fondo de sus aguas; sus márgenes en toda su circunferencia son alegres, vistosas y deleitables, pobladas de frescas arboledas, y de varia multitud de diversas aves; adornan su hermosura algunas islas, y entre ellas dos, que tienen más de legua y media de bojeo, abundantes todas de Báquiras, paujíes, guacharacas, patos y otras diferentes especies para el entretenimiento de la caza".

Después de hacer la hermosa descripción del Valle de Tacarigua, sigue relatando Oviedo y Baños este célebre viaje del colonizador Juan de Villegas:

"Deseoso de poblar en él, por las conveniencias que ofrecía la disposición del sitio, aprendió la posesión jurídica por ante Francisco de San Juan, Escribano Público, en veinte y cuatro de Diciembre del mismo año de cuarenta y siete; pero después no hallando rastro de las minas de oro que buscaba (y era el fin principal a que se había encaminado la jornada) aunque para su descubrimiento había revuelto toda la comarca Hernando Alonso, Juan Jiménez y Juan Sánchez Moreno, mineros, que para el efecto llevaba en su compañía, mudó de intento, y desamparado la laguna, y Valle, que tanto le habían agradado, atravesó la corta serranía de siete leguas, y bajó a la BORBURATA en la costa de la mar, donde le pareció más acertado el poblarse, así por lograr la hermosura de aquel puerto, capaz de con desahogo para más de cien navios, seguros de todos vientos, y tan fondeables, que con planchas pueden descargar en tierra, como por haber hallado en las quebradas del contorno algunos granos de oro tan fino, que pesaba de veinte y tres quilates en su ensayo: causa para que animados todos con la esperanza de la riqueza que prometía aquel principio, se dterminase, por parecer común, a ejecutar la población en aquel puerto; y poniendo por obra, en virtud de la facultad que Villegas llevaba del Gobernador Tolosa, en veinte y cuatro de febrero del año de cuarenta y ocho (1548), después de haber tomado la posición jurídica por ante el escribano Francisco de San Juan, proveyó el auto de la fundación de la ciudad a quien intituló, nuestra Señora de la Concepción de la Borburata".

La ceremonia de esta fundación se hizo con todas las reglas establecidas por los conquistadores para tomar posesión de las tierras:

"Juan de Villegas paseándose por la playa de dicho puerto, cogió con sus manos agua salada del mar y la tornó a verter y con espada cortó ramos de árboles que están cerca del dicho puerto y playa, lo cual tomó y aprendió pacificamente sin contracción de persona alguna y en la parte donde se tomó la dicha posesión se incó una cruz alta de madera en señal de la dicha y la llamó Ciudad de Nuestra Señora de la Concepción de la Borburata".

La muerte del Gobernador Tolosa cerca del Cabo de la Vela, hace que Villegas abandone apresuradamente la ciudad recien fundada y es el año siguiente cuando Pedro de Alvarez en su carácter de veedor y capitán poblador, recibe instrucciones del mismo Juan de Villegas y Alonso Pérez, para que continúe la población que en el puerto de la Borburata Interrumpió el año antecedente, según lo señala Oviedo y Baños:

"Pedro Alvarez con sesenta hombres, entre quienes iban Alonso Pacheco, Alonso Díaz Moreno, Vicente Díaz, Sebastián Ruiz, Francisco de la Madrid, Andrés Hernández, Pablo Suárez, Juan de Escalante, Luis González de Rivera, Alonso Vela León, Pedro Gámez, Juan de Zamora, Francisco de San Juan, Antonio Sarmiento y otros, que deseosos de gozar las conveniencias que prometía la nueva ciudad, determinaron avecindarse en ella; llegando sin dificultad al puerto de la Borburata, debajo del auto de fundación, y demás diligencias judiciales, que el año antecedente había formado Villegas; el veinte y seis de mayo del cuarenta y nueve (1549) dieron principio a su población y nombrados Regidores, que lo fueron Francisco de Madrid, Alonso Pacheco, Juan de Escalante y Alonso Vela León, eligieron por primeros alcaldes ordinarios a Vicente Díaz y Alonso Díaz Moreno; pero aunque esta ciudad en sus principios dio esperanza de grandes crecimientos, así por las muchas personas de suposición que se avecindaron en ella, como por la facilidad con que en el trato de su puerto y algún oro que daban las quebradas, adquirían aumento los caudales; la continuación con que los piratas dieron en molestarla, por estar situada a la lumbre del agua, y sin algún reparo para su defensa, fue la causa para que sus vecinos, por verse libres de sustos tan repetidos, la fuesen desamparando poco a poco, hasta que el año de sesenta y ocho (1568) gobernando la provincia D. Pedro Ponce de León, la abandonaron del todo, dejándolas despobladas, sin que bastasen las diligencias del Gobernador para embarazar su ruina

Esto fue lo que escribió Oviedo y Baños sobre el suceso que originó la fundación de la Ciudad de BORBURATA. Ahora es conveniente conocer el relato que nos da el Reverendo Hermano de la Salle Nectario María, en su polémica obra sobre la fundación de Valencia:

"Fue Juan de Villegas el fundador de Barquisimeto, quien el 24 de diciembre del año 1547, descubrió la laguna de Tacarigua o Lago de Valencia y tomó solemnemente posesión de él con un aparatoso ceremonial, hizo paces con el cacique Patanemo, el principal de aquella comarca y con otro de nombre Inagoana-goa. Comisionó a los tres mineros que lo acompañaron para la fiscalización de las minas de oro y el 24 de febrero de 1548, en presencia de los cuarenta hombres de su comitiva, declaraba fundada la Ciudad de Nuestra Señora de la Concepción de BORBURATA y el 27 del mismo mes, para seguridad de éxito, hacia firmar a todos una promesa de venir a poblarse con sus haberes y ganados que tenían en el Tocuyo". "Todo esto fue mero formulismo, ya que a poco, regresaron al Tocuyo y fue sólo el 20 de noviembre de 1549, cuando Pedro Alvarez salió de esta ciudad con una expedición, compuesta de cuarenta hombres, cinco mujeres y unos setenta indios para poblar a BORBURATA".

"Perálvarez se estableció al principio en el Real de Borburata, DONDE UNOS NEGROS ENVIADOS POR JUAN DE VILLEGAS, A RAÍZ DE SU PRIMERA PERMANENCIA EN AQUEL SITIO, HABÍAN HECHO PLANTACIONES Y CULTIVOS, EN PREVISIÓN DE LA LLEGADA DE LOS POBLADORES. Entre tanto Perálvarez se dedicó a reconocimiento y correrías, sin organizar poblado alguno".

"En enero de 1551, Juan de Villegas se dirigió personalmente a BORBURATA, descubriendo antes las minas de oro del Pao y otras de mayor importancia en Chirgua, llegando a Borburata a comienzos de abril de aquel año; y el 10 del mismo mes, hacia nombramiento del Cabildo, pudiendo considerarse esta fecha 10 de abril de 1551, como la verdadera fundación de esta ciudad, ya que fue solamente entonces cuando Borburata tuvo Cabildo y pudo denominarse Ciudad. El asiento donde estaban, lo designaban hasta entonces con el determinativo de El Real". "La nómina de los que integraron el Primer Cabildo de la Ciudad de BORBURATA el año de 1551, es la siguiente:

Capitán Perálvarez y Virgilio García, Alcaldes. Baltazar Fernández, Procurador General. Miguel Barrientes, Regidor. Diego de Montes, ídem. Gonzalo Martel de Ayala, ídem. Juan Domínguez Antillano, ídem. Alonso Carvallo, idem. Luis Narvaez, idem. Pedro Miranda, idem. Juan de Quincoces de Llana, escribano".

Además del grupo de negros traídos en su primera expedición por Juan de Villegas, los pobladores de BORBURATA fueron los siguientes:

"Pedro Alvarez o Perálvarez, Virgilio García, Luis Narvaez, Miguel de Barrientes, Diego de Montes, Gonzalo Martel de Ayala, Juan Domínguez Antillano, Pedro de Miranda, Baltazar Fernández, Diego de Lozada, Juan Fernández de Córdoba, Juan de Ocampo, Alonso de Campos, Cristóbal Antillano, Juan Castaño, Alonso Pérez Perasa, Francisco Sánchez, Amador Montero, Rodríguez Pareja, Pedro Rodríguez, Juan de Larios, Pedro Pérez, Juan Jiménez (el viejo), Hernando Alonso, Antonio de Barrio, Diego Leal, Juan Jiménez (el joven) Pedro González, Liben de Grabe, Ramón de Argañarás, Baltasar Araujo, Sebastián González, Pedro de Torquemada, Juan Sánchez Moreno, Francisco Zaratán, Cristóbal López, Juan de Mora, Luis González, Juan Quincoces de Llana y Alonso Carvallo".

Capítulo anterior: 02- Borburata I Capítulo siguiente: 04- Borburata III